Argentina en Python

imagen / Manuel Kaufmann
  
1 de Agosto de 2015   3  

Argentina en Python es un movimiento que tiene como objetivo principal promover el uso del lenguaje de programación Python. A nuestra comunidad Pythonízame le ha resultado muy interesante este tema y el día de hoy tenemos una entrevista con Manuel Kaufmann, quien ha sido el iniciador de esta gran aventura.

Platícanos, ¿Para tí que es Argentina en Python?

Argentina en Python es un proyecto muy loco, o muy tirado de los pelos como diríamos por acá, muy revolucionario, que tiene la idea de compartir conocimientos y tratar de demostrar a todos que no se requiere ser super inteligente para poder aprender a programar. Siempre he dicho que si yo pude aprender a programar, cualquier lo puede hacer.

Entonces, este movimiento pretende llevar esa motivación que yo tengo y compartirlo con otros para despertar ese interés y que utilicen la programación como una herramienta cotidiana, en el trabajo y en la disciplina que sea que desarrollen.

¿Quién es Manuel Kaufmann?

Manuel es alguien inquieto, que siempre fue muy curioso y que no le gusta quedarse con lo que le dicen los demás. Sinceramente, no sé exactamente quién soy. Siempre voy descubriendo cosas nuevas en mí, especialmente cuando voy conociendo gente nueva. Me identifico mucho con la comunidad de software libre en general, con esto de compartir lo que uno sabe.

Pero sobre todo soy una personas muy curiosa que le gusta divertirse y que le gusta no hacer tareas repetitivas. Esto es algo que hizo que me guste programar ya que me permite administrar mi tiempo de una manera más eficiente, y mientras estoy tratando de administrar mi tiempo, me estoy divirtiendo tratando de programar ese script o software que va a hacer que yo me ahorre un poco de mi tiempo para hacer otras cosas que también me gustan.

Por lo visto eres una personas muy inquieta y sabemos que te gusta mucho viajar.

Si, de echo, el tema de ser inquieto y no hacer tareas repetitivas va muy ligado al hecho de viajar. Yo soy de Paraná,  Entre Ríos,  Argentina, que si bien es la capital de una provincia, no es muy grande y no suceden tantas cosas o eventos culturales como en otras ciudades más grandes de Argentina. Hice un montón de disciplinas en esa ciudad y en algún momento me dí cuenta que el mundo es demasiado grande como para querer vivirlo en un solo lugar y cuanto más podamos ampliar nuestra muestra del mundo, más podemos conocernos nosotros mismos y tenemos más posibilidades de encontrar lo que nosotros queremos. Por que si siempre nos rodeamos de las mismas personas y visitamos los mismos lugares, no sabemos lo que está ahí fuera en el mundo y tenemos que elegir entre esas 3 o 4 opciones que siempre nos dan.

¿Cómo surge esta idea de viajar y compartir conocimiento?

La idea se viene gestando desde hace un montón, y no necesariamente en el principio estaba relacionada con Python, sino solamenete con viajar. Como cualquier adolescente de 20 años que desea viajar con sus amigos, ser mochilero y experimentar nuevas emociones viajando. Pero no me parecía que viajar por solo viajar sea provechoso, necesitaba agregarle algún objetivo. 

Con el tiempo conocí Python, alrededor del 2006, y empecé a viajar mucho por argentina dando introducciones a Django para hacer sitios web, participando en varios eventos de software libre con algunas charlas introductorias a Python. Sobre todo muy metido en los eventos de la comunidad de Python Argentina, incluso a tal punto que como yo era la única persona que conocía que programaba en Python en mi ciudad, viajaba exclusivamente a Buenos Aires para las reuniones de Python Argentina que consistía en: ir a un bar, tomar cerveza, charlar mucho sobre Python y a la media noche irse a dormir. Recorría alrededor de 700 Km solo para eso, porque necesitaba esa conexión de estar con la comunidad y crecer juntos. Posteriormente esto fue tomando forma, en el sentido que aprendí a programar mucho mejor, comencé a trabajar programando, a estar en contacto con varias comunidades de software libre en todo el mundo y todo esto lo conecté en algún lugar remoto de mi cabeza mas el tema de viajar que es algo que tengo desde adolescente.

Cuando yo lo comentaba nadie me apoyaba, decían que estaba loco, que no era posible y que mejor vaya a algún lugar dando una charla y regresar a Paraná. Viajar una vez por mes o algo similar. Para mí eso no era una opción, para mí lo interesante era salir de mi casa y estar en movimiento todo el tiempo aprovechando la energía de las comunidades del momento.

Como me daba miedo no llevar adelante esta idea, me puse el objetivo de dar una charla relámpago en la PyCon 2013 que se realizó en Rosario. Lo que hice fue comentar la idea de este proyecto muy loco, que no sabía lo que iba a hacer, que no tenía fondos para arrancar pero que iba a utilizar mis ahorros y la plata que gane durante el viaje para poder salir adelante. En esa plática estaba muy nervioso y quería conocer lo que me diría la audiencia, sus consejos. Igual platiqué que iba a quitar un asiento del auto para poder tener una cama adentro y dormir en el auto. Bueno, en esa charla mucha gente me apoyó, me decían que podría funcionar, me anotaron su email para quedar en contacto y durante los siguientes 3 meses trabajé mucho en generar una propuesta para presentarlo en algunos programas como "Panal de ideas" pero al final no me gustó la idea de que alguien externo me diga cómo ejecutar mi proyecto y por ello fue que decidí llevarlo en mis tiempos y como yo quería, sin tanto planeamiento. Tomé el auto, agarré la ruta, le avisé a un amigo de Buenos Aires que iba a llegar en un par de horas y así comenzó todo.

Platícanos alguna de tus experiencias que se te han presentado en el camino.

Si, me han pasado cosas buenas y malas, pero no lo suficientemente malas como para pensar en abandonar. En catamarca me choqué a una cabra en la ruta y no se si estuve 1 minuto o 1 hora, no recuerdo, parado en la ruta con el auto frenado, sin poder moverme y en shock por lo que había sucedido. Cuando reaccioné mi mente estaba lúcida de nuevo pero no podía mover el auto para retirarme de la ruta y bajarme y relajarme, esta fue una experiencia mala.

Lo que más me gusta contar con las cosas buenas, casi todo lo que me ha pasado son cosas gratificantes, sobre todo con la hospitalidad de la gente, en todas las ciudades y pueblos nos seguimos sorprendiendo de lo buena y hospitalaria que es la gente, he recobrado la confianza plena en la gente desconocida.

¿Cuál es la visión a futuro?

La visión a futuro es difícil porque en general nunca fue bien planeado. Siempre digo que vamos aprovechando la energía de los lugares que visitamos, hemos echo un montón da charlas que no han sido planeadas, por eso no me gusta tener una proyección estricta pero sí tengo la idea de ir a otros países como Perú, Ecuador, Colombia y seguir subiendo hacia el norte lo más que se pueda y porqué no llegar a México y conocerlos en persona.

En pocas palabras mi proyección es: tratar de seguir haciendo que esto siga sucediendo, que siga funcionado el proyecto, promoverlo, incorporar más gente, comprar una camioneta o una combi y que seamos 5 en lugar de 2; pero todo esto no está resuelto, no sé cómo van a ser y de nuevo, repito, es difícil tener un plan de aquí a dos meses, si mañana salgo de viaje y no sé ni siquiera dónde voy a dormir -se ríe.

Hemos tenido el honor de recibir apoyo de la Python Software Foundation (PSF) y con este apoyo realizamos charlas, cursos y talleres 1 vez por semana. Igualmente gracias a Python Argentina, otras comunidades y particulares también apoyado el proyecto económicamente.


Y ya para finalizar ¿Qué le dirías a aquellas personas que aún no se animan a aprender a programar?

La programación es una herramienta que cualquiera puede utilizar para resolver un problema y tener un confort de alguna manera, entonces hay gente que no necesariamente tiene que programar. Lo primero es encontrar algo que nos motive a aprender, por ejemplo yo que era usuario de Windows me frustraba hacer muchas cosas repetitivas, en ese momento yo no sabía programar todavía, pero sentí la inquietud y esa frustración de hacer lo mismo cada día, y cuando eso sucede, es el momento oportuno para aprovechar que se tiene un deseo de salir de eso que se hace repetitivo.

Otro punto importante es que a veces el canal de entrada a la programación puede resultar difícil, por ejemplo, Windows requiere configuraciones adicionales en el PATH e instalaciones varias que hacen confuso el iniciar con el lenguaje.

Hay que animar a la gente a encontrar un problema y enseñarles que esas tareas pueden automatizarse, que pregunten a alguien que conoce y que les oriente a consultar los recursos correctos para poder aprender de manera fácil.

Yo creo importante, de nuevo lo repito, no todos tienen que aprender a programar, así como no todos tienen que aprender a tocar un instrumento musical, pero ahí está esa herramienta muy poderosa que nos puede hacer ahorrarnos mucho tiempo importante.  

Por ultimo les dejamos un video que Manuel Kaufmann grabó para todos ustedes



Alex Dzul

FullStack Python / Django Developer. #jslove

Temas relacionados